Mascarilla de tomate

Las máscaras faciales de tomate son fáciles y eficaces, especialmente para la piel grasa y propensa al acné; pero no sólo para esto, en general, existen una gran cantidad de máscaras para colocar en nuestro rostro y mejorar su aspecto y salud. La razón por la que los tomates son eficaces para el cuidado de la piel es debido a su alto contenido de vitaminas y minerales, como A, C, E, hierro y potasio que ayudan a nutrir la piel. No por algo es uno de los mejores alimentos que podemos ingerir en el día a día.

Los tomates también tienen un efecto astringente sobre la piel para ayudar a eliminar el exceso de aceite y minimizar los poros. Por ello, en este post te presentamos dos máscaras de tomate eficaces que puedes hacer rápida y fácilmente en casa.

1ª Máscara facial de tomate

  1. Lo primero que haremos será cortar un tomate; luego lo vamos a mezclar con una cucharadita de jugo de limón y 1 cucharada de harina de avena en un procesador de alimentos o licuadora. Mezclaremos hasta formar una pasta uniforme.
  2. Antes de colocar al máscara en nuestro rostro; debemos de lavarlo correctamente y luego aplicar la mezcla sobre la piel, dejándola actuar en un lapso de 10 a 15 minutos.
  3. Retira con cuidado con un paño húmedo y enjuaga bien para eliminar todos los residuos.
  4. Es importante que esta máscara se aplica antes de dormir, ya que tu piel puede quedar manchada debido al limón si te expone al sol. Recuerda que el limón y el sol no son una buena combinación para la salud de la piel.

Si quieres saber más mascarillas elaboradas con productos naturales haz click aquí

2ª Mascarilla de tomate

  1. Cortar un tomate en la mitad o en cuatro partes (dependiendo del tamaño del tomate). Y lavaremos nuestro rostro, con el fin de prepararlo para la mascarilla.
  2. Frotaremos suavemente el lado de la pulpa sobre la piel limpia. (No usando alrededor de los ojos).
  3. Masajearemos el trozo de tomate con movimientos circulares hasta que la piel quede cubierta con el jugo del tomate.
  4. Dejaremos que el jugo se seque (unos 10 minutos) y, a continuación, enjuagaremos correctamente con agua fría.

Si aplicas estas máscaras de tomate en tu piel con frecuencia, verás como la salud y la apariencia de la piel de tu rostro mejora. Lo ideal es aplicar de dos a tres veces por semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *